14 diciembre 2009

URIAH HEEP - RAGING SILENCE (1989)



Hoy me apetece hablar de Uriah Heep. Pero no de su época dorada (1970-1976) con el gran David Byron (uno de los cantantes más injustamente olvidados de los 70's), con el que grabaron casi todas sus obras maestras (Look at yourself (1971), Demons and Wizards (1972), The Magician Birthday (1972)... casi nada!),ni de su resurgimiento a principios de los 80 con el acojonante "Abominog"(1982), con Peter Goalby a las voces. No. Hoy voy a hablar de "Raging Silence", el primer disco que hicieron con ese otro pedazo de cantante que es Bernie Shaw.
Tengo mucho cariño a este disco. Disco con un sonido que nada tiene que ver con los inicios Hard-Rock-Simfónicos ni con su época Heavy de los primeros 80. Aquí lo que encontramos es una banda de Hard melódico con un sonido claro y cristalino bastante típico en las de las bandas de la época.
Me pasé un verano entero tarareando el estribillo de "Hold your head up", canción original de Argent, que los Heep incluyeron aquí. Quien conozca la canción sabe de lo que hablo. Es imposible no tararear aquello de "hold your head up uoooh, hold your head up uoooh, hold your head uuuuuuuuup". Decir que los Argent son la banda de Russ Ballard, alias "hit single man", y que también compusieron la original "God gave Rock and Roll to you" que Kiss hicieron en "Revenge"(1992).
Volviendo a "Raging Silence", decir que aquí se encuentran dos de las mejores canciones Hard-Melódicas de finales de los 80, al menos para un servidor: "Blood red roses" y "Lifeline", y que el resto del material, sin llegar a la altura de los tres temas aquí mencionados, tiene un nivel más que aceptable para una banda que en aquella época cumplía los 20 años de historia. Por hacer un símil rápido, se podría decir que "Raging Silence" es como el "Voodoo lounge"(1994) de los Stones: un disco lleno de buenas canciones, que hace honor a la leyenda de la banda, pero que nunca llegará a ser considerado una obra magna de su discografía, más que nada porque el legado de ambos grupos (salvando las distancias, claro) es inmenso.
No quisiera acabar esta reseña sin nombrar al guitarrista Mick Box, único miembro fundador de Uriah Heep que se mantiene desde el primer día, y que hace que la banda siga en activo, con discos más que decentes y, según cuentan las crónicas, grandes conciertos.

Pues eso, que hoy he escuchado este disco, me ha alegrado el día, y quería compartirlo. Ideal para el verano (atención Mac!), y para hacerte olvidar la lluvia y el frío de días como hoy. Salud

3 comentarios:

L´Esbarzer dijo...

Lo reconozco: no tengo ni pajolera idea de Uriah Heep. No tengo ni una mísera canción. No sé, siempre me ha dado pereza este grupo. Y con lo lento que soy para conocer cosas nuevas, buf, eso me da todavía más mandra.

Sí, y lo sé: pero pa mí.

Luis dijo...

Pues ale, ya puedes empezar a quitarte la mandra, esbarzer. Empieza por lo discos que comento en el post y ya me contarás.

Anónimo dijo...

con esta ban puedo volarme tranquilamente en la ciudad ajajaj
bueno es preciso esta letra hipienta