23 marzo 2010

EL DILEMA QUINCENAL


Seguro que a todos os pasa, e incluso alguno lo sufre más que yo. No, no estoy hablando de hemorroides, estoy hablando de algo mucho más problemático todavía: renovar la música del MP3. Sí ya sé que eso de MP3 puede sonar algo antiguo, pero en mi vida no han entrado todavía ni los ipod ni los iphone. Y la verdad es que lo prefiero. Cuando veo a colegas con ipods o iphones de 50G, 80G, 100G o más, pienso: ¿pero ya saben toda la música que llevan ahí metida? ¿reconocen todas las canciones cuando suenan?. Comento esto último, porque incluso a mí, con mi MP3 (bueno, MP4) de 4G, a veces me sucede que suena una canción, y no la acabo de ubicar. Tengo pequeños lapsus momentaneos de no reconocer a la primera "Jamie's crying" de Van Halen o "cowgirl in the sand" de tío Neil. Las canto, las tarareo, pero hasta que no pasan 30 segundos, o incluso más, no soy capaz de identificar la canción al 100%. Si esto me pasa a mí en ocasiones con 4G de música (unas 600 canciones), la gente que lleva 5000 canciones ¿como lo hacen para no enloquecer?.
Tengo la fortuna de poder estar escuchando música durante mi jornada laboral. Mi actividad me lo permite. De hecho, hace tiempo que pienso que el único motivo que me mantiene motivado para seguir trabajando donde estoy es el hecho de poder escuchar música sin parar.
Me renuevo la música del MP4 cada 15 días, aproximadamente. Lo suelo hacer los domingos por la tarde-noche. Es una manera de poner el punto y final al fin de semana, pero a la vez es una motivación para la semana laboral que empieza. Esas 600 nuevas canciones que irán sonando a lo largo de los siguientes días pasan por un proceso de selección durísimo. La primera duda es si me grabo discos enteros o canciones sueltas. Si decido grabar canciones sueltas, me puedo pasar 3 horas tranquilamente delante de la pantalla del ordenador seleccionando una canción tras otra. Si grabo discos enteros, la cosa es más rápida, pero debo intentar equilibrar las novedades con los clásicos, porque si pongo muchas novedades por descubrir, no le puedo prestar el 100% de mi atención (recordad que estoy currando) y la cosa no acaba de satisfacerme. Cuando ya estoy algo familiarizado con lo que suena, lo disfruto mucho más, y si lo que suena son superclásicos, mejor todavía, ya que puedo trabajar relajado y seguir escuchando esos temas inmortales. Pero, ojo!, que si lleno el MP4 sólo de clásicos que ya he escuchado infinitas veces, me puedo llegar a aburrir durante mi jornada laboral, y eso debo evitarlo sí o sí. Conclusión: intento equilibrar novedades con clásicos, para que mi atención hacía lo que suena quede perfectamente a la par con la atención que debo tener hacía el curro.
Otra cosa que suelo hacer es montar recopilatorios de toda la carrera de grupos veteranos. Ahora mismo llevo cuatro recopilatorios. Uno de Neil Young, otro de Queen, otro de Dio y otro de Metallica. Es otra forma de equilibrar canciones clásicas con novedades. En un plis paso de "hit the lights" a "frantic", y el hecho de no saber que canción ni de qué época sonará a continuación, es motivador, por lo menos para mí, of course.
En fin, que cada 15 días tengo que pelearme conmigo mismo para cargar de canciones el MP4, y en muchas ocasiones, cuando empiezo a trabajar el lunes por la mañana, me doy cuenta de que aquél disco que descarté hace unas horas, lo tenía que haber incluído, en vez de ese otro que en cuanto a empezado a sonar me he dado cuenta de que no era el momento de que sonara. ¡Maldita sea!

Algunos discos que llevo ahora mismo grabados: "Desire" (Bob Dylan), "Chinatown" (Thin Lizzy), "In absenta" (Porcupine Tree), "The Joker" (The Brew), "Orgasmatron" (Motörhead), "Brave" (Marillion), "Hemispheres" (Rush), "Pleased to meet me" (Replacements), "Sting in the tail" (Scorpions).....

8 comentarios:

L´Esbarzer dijo...

¿cómo lo hacen para no enloquecer?
pues la mayoría confundiendo contenido con continente. Es como los que escuchan hasta 30 novedades anuales!!! no me lo creo. O bien, se lo ponen una vez, y luego ya emiten sentencia para siempre jamás...con solo una escucha!!!!

Ánimo y métete canciones sueltas de Death Magnetic!!!!!!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Yo hacía exaaactamente lo mismo que tú -menos lo de pasarme discos enteros, lo mío es más ir picoteando- hasta que mi MP3 -yo tampoco entiendo todas estas moderneces... el móvil lo tengo para llamar, el MP3 para escuchar música... ¡y punto! ¡Qué pantalla táctil ni qué niño muerto!- murió, probablemente de sobredosis. Al menos ahora no voy como un zombie por la calle y si alguien me saluda saludo, si me pitan miro, etc, etc. En todo caso, mola tu colección. El nuevo de los Scorpions me ha puesto fistro pecador perdido.

Saludos con 'Stargazer' a chorrocientos decibelios.

papi oso dijo...

Joder... "Otra cosa que suelo hacer es montar recopilatorios de toda la carrera de grupos veteranos. Ahora mismo llevo cuatro recopilatorios. Uno de Neil Young, otro de Queen, otro de Dio y otro de Metallica."
¿... y para cuando el recopilatorio de "Eros RAMALAZOti" o de "Mecano"?

rocknrollmf dijo...

El ipod es sensacional. Yo tb soy muy de recopilaciones y ahora le llaman listas de reproducción, pero es lo mismo, genial. Las hago variadas y por artistas. Y me sirve para llevar lista como, por ejemplo: la de los discos del 2007 al 2010 (todas las novedades que tengo, que no son todas), la discografía entera de algun artista (ahora mismo, Kiss y Dylan), un best of con lo mejor del hard y el heavy, y una selección de discos (unos 30) que voy seleccionando aleatoriamente. Genial. Del todo recomendable.

Pamkiller dijo...

Mete el "Lost In The Wild" de Melidian! ;)

Gracias por pasarte por Jebi Mental, aunque ahora anda bastante paradillo el blog... Me pasaré a leerte!

Saludetes!

P.I.G. dijo...

"ya sé que eso de MP3 puede sonar algo antiguo"... ¿Tú te das cuenta de que sólo esa frase da para un post entero? ¿O incluso varios? Si esta entrada no incluyera la etiqueta "reflexiones" quizá no habría hecho este comentario, pero, así la cosa, no puedo contenerme.

Curiosas costumbres.. y curiosas, o meticulosas, elecciones. Supongo que eso es lo que hace que resulten interesantes estos despliegues de ego, estas exhibiciones públicas de aspectos en principio cotidianos: el esmero con que los realizas y esa especie de delectación ensimismada con que describes sus detalles. Quizá tengo más en mente al decir esto el post sobre las manías varias y el oír vinilos mientras te duchas (pero es que tampoco es plan de plagarte el blog de comentarios, jeje, o al menos no la caja de últimos comentarios).

Lo que más me ha intrigado es que tengas un trabajo en el que puedes oír música... Pero en mp3, o sea que no puedes molestar a la concurrencia... o sea que hay concurrencia. Bueno, da igual:) Lo importante es que tienes esa suerte, enhorabuena!

Y a todo esto no he dicho nada propiamente sobre el post... Me pasa como a Aitor, hace tiempo que me quité los cascos y es un artilugio que ya no frecuento. Por suerte, tengo mogollón de tiempo libre y me paso el día oyendo música pero por los altavoces, ahora mismo Shy, "Unfinished business" del 2002 (aunque su mejor disco es el "Sunset and vine" del 2005, aparte de su obra principal de... cómo no, 1987). Así que entro en la categoría de "los que escuchan hasta 30 novedades anuales". En realidad no sé muy bien si L'Esbarzer se refería a 30 novedades al año o 30 a la vez durante X tiempo. En cualquier caso, las sobrepaso de largo al mes, pero, como él dice, son discos que suenan una vez y luego caen al pozo del olvido, mientras que hay canciones y discos de hace diez, veinte años a los que uno vuelve una y otra vez, como un imán, porque son parte de ti, o tú de ellos, a veces hasta el punto de hacer temer si mi vida no estará hecha de canciones -contrariando a Los Rodríguez-. Pero el mero hecho de conocer, de querer conocerlo todo, es adictivo.

Un abrazo!

Luis dijo...

P.I.G.: Comenta lo que quieras, hombre. Yo encantado. No te cortes. Y si tengo que ampliar los "últimos comentarios" a 10, lo hago y ya está jajajajajaja
Bueno, ahora ya no escucho música en el curro... pq estoy sin curro! Pero molaba mucho poder hacerlo (escuchar música, no currar)

Saludos

P.I.G. dijo...

¡Ostias!