28 octubre 2009

¿QUÉ HAGO AQUÍ? ¿Y TÚ?

Pues ya estoy aquí de nuevo. Lo considero, en el fondo, una muestra de onanismo egocéntrico, mezclado a grandes dosis con narcisismo y ganas de decir cosas. Vamos, toda una lección de prepotencia. Me refiero al hecho de haber creado este blog. Creerte con la capacidad de explicar cosas a los demás, que éstos (vosotros) te lean, y encima esperar que te aplaudan, es sentirte como un artista frustrado. En mi caso, la cosa tiene más delito todavía, ya que es la segunda vez que intento ser blogger. Hace un par de años me animé a ello, y la experiencia fue agridulce. Los primeros días de empezar a postear fueron los mejores. No paraban de venirme ideas a la cabeza, y en mi honor tengo que decir, que estoy bastante orgulloso de bastantes de aquellas entradas. No me centré en ningún tema en concreto. Hubo días que posteé sobre política, otros sobre historia, otros más sobre música, e incluso le dediqué una entrada a "Magic" Johnson!!!. Era divertido, la verdad, pero como suele sucederme a menudo, me acabé aburriendo de aquello, y de un día para otro, sin avisar, con premeditación y alebosía, zanjé el tema.
La pregunta está clara: "Si te cansaste entonces de aquello, ¿qué coño haces cayendo otra vez en el mismo error?". Pues eso me pregunto yo también! La verdad es que me apetece volver a escribir, y como sé que no soy Borges, pues me conformo con darle a las teclas de vez en cuando.... sí, habéis leído bien, de vez en cuando, ya que si pensáis que voy a actualizar el blog cada día estáis equivocados. Intentaré actualizarlo con una o dos entradas por semana. Más no os puedo prometer. Tengo otras cosas más importantes que hacer que estar horas delante de una pantalla de ordenador, pero ey!, eso formará parte del encanto de este blog, el saber si el autor por fin se habrá dignado a escribir algo. Admiro a los bloggers que escriben cada día. No sé de dónde sacan el tiempo, pero ahí están, día tras día, o cada dos días como mucho, explicándonos sus cosas y dejándonos escarbar en su intimidad como si nada. Alucinante.
En fin, que escribiré cómo y cuando quiera, de los temas que me dé la gana (por eso es mi blog), y un día desapareceré del mapa sin despedirme. Quizás deberías preguntarte qué haces leyéndome.

p.d. en un último ataque de vanidad, os pediría por favor que me dejarais comentarios en los posts, más que nada para saber que os pasáis por aquí. Ya sabéis que los artistas (los frustrados como yo también) nos debemos a nuestro publico.

10 comentarios:

Dolors dijo...

Tú escribe que ya iremos visitando el blog.

Marcel Ginard dijo...

Adelante hombre! Hasta lo que dure!

toro dijo...

Haz lo que puedas Luis! aqui andaremos!

Anónimo dijo...

Nada, nada Luis a mi me pasa lo mismo con mi página web. Hay dias que estas orgulloso de lo que subes y al cabo de unos dias .............ya sabes.

Anónimo dijo...

Nada que el de arriba soy yo que me he equivocado.

pepe frias dijo...

escribe y no te justifiques. tus escritos te justificarán. o no.

Tony Jobim Brazil dijo...

Namasté!

papi oso dijo...

...pero que viva el onanismo.
Yo como gran defensor del onanismo no puedo hacer otra cosa que aplaudir tus pajas mentales.
;-)

Por cierto... te he dicho que tengo una web chachi que se llama www.twakan.com?

Luis dijo...

Muchísimas gracias a todos por pasaros por aquí y por vuestros comentarios. Mola ver que la gente participa. Es una inyección de moral para seguir escribiendo. Brindo por todos vosoros

gamba dijo...

Hola guapu, yo tambien me he pasao por aqui, cuando tenga unos minuticos ire mirando. Come on!!!